¿Cuánto cuesta poner en marcha una farmacia?

Montar una farmacia puede ser un buen negocio siempre y cuando cumplamos con los múltiples requisitos que nos van a solicitar.

En lo primero en lo que nos basamos, debido a cómo están las cosas en estos momentos, es en lo que nos puede llegar a costar.

Lo cierto es que precisar el coste exacto de crear una farmacia es bastante complicado: la razón de ello es que estos variarán dependiendo del tipo de negocio, así como de las estrategias que vayamos a implantar, la ubicación del local…

No obstante, vamos intentar ser los más claros posible con algunos costes básicos para que te puedas hacer una idea.

Diferentes formas de montar una farmacia y sus gastos

Abrir una franquicia

Una manera de poder abrir una farmacia es comprar directamente una franquicia. Es una muy buena idea porque estamos jugando sobre seguro; el modelo de negocio se ha probado y se ha determinado que funciona bien, por lo que tu también puedes recrear el mismo éxito.

El coste de abrir una franquicia dependerá de la compañía en la que la vayas a contratar. Se puede calcular que el coste se situará entre los 200.000-500.000€.

Como ves, el intervalo de precios es bastante amplio.

Pagos por la ubicación

Probablemente en lo que más nos vayamos a gastar para abrir la farmacia es en la ubicación. Lo primero que tenemos que saber es que, dependiendo de a la Comunidad Autónoma a la que pertenezcamos, existirán algunas restricciones como que no podemos poner una farmacia si hay otra que esté muy cerca.

Comprar un terreno puede ser una inversión algo caótica; en lugar de ello, siempre lo podremos alquiler (aunque tendremos que evaluar si realmente nos va a salir a cuenta). Si no calculamos bien este criterio, nos podemos arruinar mientras procedemos con los pagos.

Pagos por inventario

Una vez que ya tenemos la franquicia contratada y la ubicación elegida, entonces tendremos que empezar a calcular los pagos por el nivel de inventario que vayamos asumir. En este caso no te vamos a dar cifras exactas porque la cuantía de estos pagos puede llegar a variar de una forma drástica.

Muchas farmacias deciden trabajar con la mínima cantidad de stock posible porque podemos conseguir lo que nos haga falta de una forma rápida. Esto ya dependerá de la forma en la que vayas a proceder.

Otros gastos a considerar

Pero esto es tan solo la punta del iceberg. También necesitaremos contemplar algunos detalles como los impuestos que hay que afrontar en base a la figura jurídica seleccionada, los precios de las cruces de farmacia ya que es un distintivo completamente imprescindible para atraer clientes, el mobiliario que vamos a colocar…

Son gastos muy importantes que pueden echar para atrás a aquellas personas que no tuvieran demasiado claro emprender este tipo de actividad. Sin embargo, si todo ello ya lo tenías contemplado en tu plan de empresa, entonces puedes seguir adelante con tu proyecto.

¡¡Las farmacias junto a las tabacaleras son de los negocios más rentables del país!!

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *