Recomendaciones para conducir

conducir en moto invierno

La llegada del invierno no es algo disuasorio para todos aquellos a los que les gusta viajar en moto. Sin embargo, sí que es verdad que, debido a las condiciones extremas del ambiente, conviene prestar más atención a la carretera para evitar cualquier tipo de accidente.

En lo primero en lo que nos tenemos que basar es en llevar el equipamiento correcto para circular el invierno. Por ejemplo, llevaremos chalecos, asientos calefactables, puños térmicos, botines impermeables así como bolsas de plástico para poder transportar cualquier elemento que necesitemos.

A continuación te vamos a dar algunos consejos de todo lo que tienes que revisar en tu moto antes de lanzarte a la carretera.

Revisión inicial antes de utilizar la moto en invierno

En lo primero en lo que nos vamos a basar es en hacer una revisión de que todos los elementos que componen la moto estén en buen estado. Por ejemplo, analizaremos la presión de los neumáticos (por supuesto, en frío).

También analizaremos el estado de los frenos, el nivel del líquido refrigerante, el estado de las lámparas de repuesto, el nivel del aceite del motor… toda esta revisión será imprescindible para no quedarnos tirados en la carretera.

Por otra parte, en el caso de utilizar accesorios calefactables, tendremos que prestar atención a la batería, que esté en buen estado y que realmente pueda alimentarnos. Además, será de vital importancia que ninguno de estos elementos pueda llegar a intervenir en la conducción; cualquier error tonto nos puede llegar a salir muy caro.

Ya sabemos que en invierno es muy común tener que enfrentarse con la lluvia o con el fuerte viento. Esto afecta principalmente a las luces: las ensuciarán y esto dificultará la visibilidad. Es conveniente analizar su estado en todo momento para determinar que iluminan lo suficiente.

Conviene recordar que no hay que llevar demasiado equipaje; nos podría llegar a desequilibrar. En lugar de esto tan solo lleva lo justo y siempre bien sujeto. De esta forma no estarás pensando en todo momento que se te puede llegar a caer y te centrarás únicamente en lo importante.

En el momento en el que hayamos acabado el viaje, protege la moto con una funda especial y lávala antes de reanudar la marcha.

Con estos consejos, la experiencia de utilizar una moto en invierno será muy positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *