Todo sobre los coches de renting

coches-renting

En la actualidad, a la hora de comprar un coche, ponemos sobre la mesa del interesado la posibilidad de no realizar el contrato de compraventa tradicional, sino de llevar a cabo un contrato de renting. Esta modalidad para hacerse con un vehículo es válida tanto para particulares como para empresas y su evolución en el mercado es indudable.

¿Qué es el renting?

El renting es un contrato de alquiler. En este caso, se trata del alquiler de un vehículo. Suele tener una duración de entre 2 y 5 años.

Existen algunas compañías que facilitan el renting flexible. Consiste en el alquiler de un vehículo durante un plazo flexible (mínimo de 1 mes y máximo de 60 meses). Puedes cancelar estos contratos sin ningún tipo de penalización, lo que permite a las empresas o particulares amoldarse a sus condiciones o necesidades.

¿Qué debemos tener en cuenta?

El renting no incluye el repostaje ni posibles multas de tráfico. Tampoco cubre la reparación de daños ocasionados por el mal uso o la negligencia del conductor.

Aspectos positivos del renting

Esta modalidad de adquirir un vehículo nos brinda la ventaja de no tener que pagar los gastos generados por este. Es más, solo nos tendremos que preocupar de llenar el depósito de combustible. Las averías, el mantenimiento, el seguro completo, los impuestos y los neumáticos quedan cubiertos por la cuota mensual acordada.

El renting permite ciertas comodidades a quien lo contrata. Entre ellas, se encuentra el ahorro de tiempo a la hora de tener que gestionar todo lo relacionado con el vehículo (averías, contratar seguro…).

Cuando se compra un vehículo, con los años pierde valor y, si se quiere vender, existe una pérdida importante de dinero por parte del propietario. Este aspecto negativo no pasa con el renting, ya que, simplemente, pagas una cuota de alquiler mensual durante el período pactado entre las partes.

Según la Asociación Española de Renting de Vehículos, el número de matriculaciones de coches de renting no para de crecer y parece que tener el coche en propiedad tiene los días contados.

Ventajas del renting para las empresas

El renting es una figura contractual que tiene ciertas ventajas para las empresas:

– En términos contables, es un gasto corriente. La empresa no tiene que amortizar el vehículo y tampoco aumenta el endeudamiento.

– En la cuota que se paga mensualmente, se incluyen todos los servicios que necesita el vehículo (revisiones, ITV, neumáticos, averías…). Gastos que, de no integrarse en dicha cuota, se tendrían que pagar por separado y a sus respectivas empresas.

– El uso del vehículo sin hacer el pago completo por su adquisición.

– En relación con el primer punto, al no tratarse de un endeudamiento, la empresa no ve afectada su capacidad de crédito.

– La transparencia de este tipo de contrato te permite saber todo el gasto que va a suponer a lo largo del ejercicio económico de la empresa.

– Un aspecto por el que tiene mucha popularidad es que la cuota de este contrato es un gasto deducible, así como que puedes compensar en su totalidad su IVA.

The following two tabs change content below.

Amapei

Organizadora colaborativa con las empresas de más prestigio en Europa. Apasionados con el mundo del motor os contamos las noticias actuales de todo lo que tiene que ver con las dos y cuatro ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *