Como transportar perros y cachorros en el coche

transportar cachorros en coche

Para los amantes de las mascotas tener que transportar a nuestros animales cuando vamos de vacaciones es todo un reto. Y es que aunque parezca que conocemos cómo hacerlo hay pasos que no tenemos en cuenta, por ello, vamos a indicar qué pautas seguir para transportar correctamente a nuestros animales.

Consejos de transporte canino

Los perros son las mascotas más pacíficas que podemos encontrar en el mundo animal, pero desgraciadamente no están acostumbrados a viajar, y menos en coche. Por ello, nuestra responsabilidad es educarlos correctamente también en este ámbito.  Debemos hacer ver y sentir a nuestra mascota que viajar es positivo, que nos acerca al campo para que pueda correr o hace que veamos a esa persona especial a la que nuestra mascota también adora.

Antes de ponernos en marcha y salir de viaje debemos “presentar” el coche a nuestro perro. Una vez hechas las presentaciones entraremos en el vehículo y estaremos un rato con nuestra mascota para que vea al vehículo como su nuevo amigo.

A menudo los perros ladran cuando van en el coche y es que no conciben que se estén desplazando sin moverse. Otro elemento a tener en cuenta en el transporte de nuestra mascota es si es propensa o no al mareo. Haz un viaje de prueba y observa su reacción. Si finalmente observas que se marea, acude al veterinario para valorar darle pastillas para el mareo.

Según informan desde el Centro Canino Clan Ferona www.clanferona.com, durante el viaje debemos mantener a nuestra mascota en los asientos de atrás atada o en un “transporting”, que irá en función de su tamaño. En el apartado Boutique de la web de este centro canino hay modelos disponibles. Nunca lo dejaremos en el maletero ya que podríamos causar problemas de salud a nuestro perro.

Veamos las normativas que existen al respecto:

Normativa vigente

La normativa no es clara al respecto y únicamente en el reglamento general de circulación se indica que el conductor de cualquier vehículo está obligado a mantener la libertad de movimientos necesarios para llevar a cabo el acto de conducir. Se entiende que es necesario mantener un campo de visión prudencial para conducir sin que nada nos lo impida.

Si prestamos atención a la normativa de seguridad vial leemos que la policía de tráfico puede inmovilizarnos el vehículo si no cumplimos con lo anteriormente indicado. Así que lo recomendables es llevar atada a la mascota. Si se trata de un perro de tamaño grande podrá ir en los asientos de atrás atado y separado de nosotros por una malla que impida que interfiera en la conducción. Si por el contrario es un perro de tamaño pequeño lo más cómodo para ambos (dueño y mascota) es ir dentro de un capazo, o más conocido como “transporting”, que se encarga de que el animal vaya quieto y bien protegido de los golpes.

¿Cómo sujetar a nuestro perro?

Existen varios elementos que nos facilitarán esta labor. Según el perro que tengamos podemos elegir entre:

– Arneses, sujetamos a la mascota a través del cinturón de seguridad.

– Finalmente, rejillas o “transportines” también nos ayudarán en este viaje.

No importa que opción elijas, lo que importa es la seguridad de tu mascota.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *